viernes, 25 de octubre de 2013

Manolo, siempre Manolo...

Hace pocos días me encontré con la triste noticia de que Manolo Escobar había faltado. Esbocé una sonrisa y maldije lo malvada y cruel que es la vida por tener fecha de caducidad.

En cuestión de "ruedas" este que escribe (y muchos aficionados) le debemos mucho a dos personas del celuloide, Sancho Gracia y Manolo Escobar. Sancho protagonizó la mejor serie de camiones que se ha hecho en este País mientras que Manolo hizo lo propio con la película "Juicio de Faldas" con sus "Manolos". Bueno, con el permiso de Alfredo Landa y la primera "road movie" española "El Puente".
El caso es que me pasé muchas veladas de mi infancia escuchando los vinilos de Manolo Escobar en casa y claro, las películas, aunque tildadas de "españoladas", en mi casa se veían, y se ven.

El caso es que hace tiempo me di cuenta de que en una de sus películas salía un coche muy especial, de esos que hace que pares la película y digas... Ostras!!! Y lo curioso es que en otra película (ya no de Manolo Escobar) salía casi un hermano gemelo... Aunque eso lo veremos en otra ocasión.

En la película "¿Donde estará mi niño?" aparece por las supuestas angostas carreteras setenteras de Ibiza un flamante Shelby Mustang Convertible (posiblemente) GT 350 matriculado en agosto de 1970. Si tenemos en cuenta la exclusividad de este vehículo, los impuestos y dificultades de la época en España, y la  corta producción de esta serie (1969-1970) comprenderemos lo excepcional de este hallazgo documental. Máxime con el expolio de vehículos americanos, especialmente los Mustang, que sufrió este País durante muchos años y que hizo que muchas de las matrículas nacionales que lucían estos especímenes (y ellos mismos) dejaran de ser españoles y en España.

Además en esta película se disfrutan otros clásicos (como un SEAT 124 "Pamplona" o un Mercedes W-116), además de las interpretaciones de Antonio Garisa, Rafaela Aparicio, la dulce María kosti y Manolo Escobar, entre otros. Para mi un deleite.

Pero veamos al "caballo", el cual demuestra que una rumba le va bien a un californiano...

 


 
 
Manolo Escobar vendió la friolera de 72 millones de discos, su filmografía está entre las más recordadas (y algunas de las más vistas) de este País. Para algunos un ídolo, para otros la voz de España... Para todos y para Siempre, Manolo.

No hay comentarios: