jueves, 11 de julio de 2013

Un Papa argentino

... y pensé repentinamente en encíclicas interminables, en que Maradona sería santo o en que haría virgen a Pamela David (en que estaré yo pensando...). Y de repente me topo con que mi imaginación, como siempre, mi mente calenturienta, va por sus propios derroteros y que es, oficialmente, el sucesor de San Pedro, con la aparente fachada (al menos) de ser piadoso.
El caso es que hace poco leía este titular en la prensa digital:

El Papa Francisco pide coches humildes para servir a Dios

Milagro!!! Algo que muchos pensamos y que otros practicaban (pocos la verdad) ha sido declarado claramente por la máxima autoridad de la Santa Iglesia Católica Apostólica y ...

En cuanto a Papamóviles, la historia de la automoción nos ha dado, sobretodo, Mercedes Benz. Especialmente recordado es el último, pero hay más y lujosos ejemplos (bien documentados en la red).

Juan XXIII en un Mercedes Benz 300D "Adenauer"
 
A todos nos viene a la memoria el Seat Panda Papamóvil español que Juan Pablo II utilizó en una ocasión cuando estuvo dando la vuelta al Camp Nou en Barcelona allá por 1982. O el Fiat Campagnola en el que el mismo Pontífice sufriría un atentado en 1981. Esos son coches humildes, como el Focus que ha elegido para sus desplazamientos internos Francisco.

El Seat Panda Papamóvil, excepto en una ocasión, fue sustituido por un blindado
Range  Rover  en la visita Papal a España en 1982.
 
Fiat Campagnola Papamóvil
 
Y no es que no se deban utilizar vehículo alguno por el clero, sino que, en palabras del portador del anillo  'Duele ver a una monja o un cura con el último modelo de coche' (...) "Yo sé que el coche es necesario porque hay que hacer mucho trabajo e ir de aquí a allá, pero es mejor un coche humilde si os viene la tentación de un buen coche, pensad a los niños que se mueren de hambre".

Juan Pablo II utilizó este poco lujoso Peugeot 504 en su viaje a Lyon en 1984.
 
El caso es que gestos asi me hacen tener algo mas de fe en la anticuada institución de la Iglesia, que como decía Antonio Ozores en "¡No hija No!", un "político" además de ser honrado, ha de parecerlo. 

No hay comentarios: