miércoles, 11 de julio de 2012

Y de paso...

Pues si, que de paso pues pongo otra cosilla  que tengo en el tintero. La verdad es que no soy muy ducho en estos encuentros casuales en los que uno sale como si tal cosa de su casa con su Pontiac Firebird 400 y se cruza con un colega con un Camaro, otro con un Mustang, etc... para acabar en cortejar a una dama en lo que parecen las bodegas de una vinoteca californiana. No dejeis de ver el cortejo a la dama y la previa concentración, donde sale algún monstruo más (SS, Montecarlo, etc.).
¿El grupo?, Train. Los de la archiconocida "Hey Soul Sister" que tanto llegó a machacar por estos lares los 40 principales.
Y como no soy un crítico de música, ni de coches ni de mis letras diré que los coches me encantan y que es posibe que esta canción suene en mi coche, pero detrás de (por ejemplo) "Children of the grave" de los Black...
Y de paso, como he titulado la entrada, a ver si animamos a una potencial creadora que se haga un blog!!

Musica y poco mas...

Pues eso. Música y poco mas... Maldita crisis!! Ni tiempo para lo que quieres ni mucho menos dinero. Será la dicha de estar en uno de los paises más mirados con lupa del primer mundo.

El caso es que de los artículos que tengo en ristre no acabo ninguno y tengo las yemas de los dedos muy paradas como para estar activo, asi que esta mañana me he dicho: "Hoy tienes que poner algo al aire!!" Y aqui estoy, con un video en el que salen un par de pequeñas joyas.

Se trata de un clip de Carly Rae Jepsen, una jovencita de 27 años que además de tener una repetitiva canción, amén de pegadiza y el inagotable estilo de la "lolita" que encandila a cualquier varón con las neuronas socarradas por este cálido verano mediante una mirada angelical y el fácil recurso de las trenzas, ha tenido la dicha de incluir en el video de "Call me maybe" (Llamame a lo mejor) como suyo, un precioso Ford Mustang Coupe Fastback de dos puertas de primera generación. Pero también ha tenido el buen gusto de que a su pretendido le gusten también los Pony Cars, en concreto a este un Pontiac Firebird MK II de principios de los 70.

Un curioso duelo de deportivos "Made in America" que hace las delicias de cualquier aficionado quemador de gasolina.



Pronto mas...

Nota del dia 12-13 de julio de 2013:
Y cuando ayer decía poco mas no era poner la postdata que estoy poniendo... Vereris, he tenido poluciones nocturnas (aunque suene un poco extraño) pues no tenía la certeza del modelo del joven agasajado. Bien podría haber citado la chica del video, pero este es un blog de "cosas con ruedas" y a ello me tengo que ceñir. El caso es que no se trata de un Pontiac Firebird de finales de los 60 - principios de los 70, sino de un clarísimo Chevy Camaro del principio de la octava centuria del S. XX. Se trata de un ejemplar preparado con el llamado "Z28". Este conjunto de extras había sido introducido a principios de los años 70 pero había ido en descenso por parte de General Motors para este modelo.
No obstante, el pack tenía demanda entre las ventas y fue reintroducido a finales de la década, siendo los ejemplares de final de etapa (1980-1981) los que presentarían un agresivo exterior y mejoras internas que sus predecesores con el mismo pack no tuvieron.



Asi pues no es reiterativo citar el buen gusto de quien haya elegido ambos modelos para extrapolarlos a una tópica situación donde al "chico" le apasionan los coches y a la "chica" aparentan gustarle también para acabar acercandose a él... Aunque al final del video le salga el "tiro por la culata".

Y con esta corrección redactada, queda por concluida esta entrada... creo!!