martes, 3 de noviembre de 2009

La Matxacadora de Gandia

Ay... Que dificil es el mundo de la maquinaria antigua. Muchas veces pasamos de largo ante maquinaria de una antiguedad considerable y casi ni la miramos.

Eso mismo me pasaba muchas veces, hasta que un amigo me regalo una foto de una cosechadora de principios de S. XX. Desde entonces miro y remiro la maquinaria de tipo industrial y de obras publicas con cierto gusto por lo desconocido.

Cerca de Gandia se encuentra la protagonista de esta entrada. Se trata de una apisonadora de post guerra, pero que (personalmente) no creo que fuera comprada de primera mano porque tiene ciertas peculiaridades.
¿No existia un Ministerio de Obras publicas en 1947?


Su gran motor y su aparatosidad indican que ya cuando se compro era algo vieja, por lo menos no era todo lo moderna que pudiera haber sido. Prueba de esta suposicion es su ligera direccion.
Pero continuemos con un par de detalles mas.
Las vigas metalicas que engloban su eje delantero tienen esta delatadora inscripcion: A.H.V. F. S.


"Altos Hornos de Vizcaya. Factoria de Sagunto". Un resquicio de historia de nuestro Pais Valenciano en vivo. Permitidme el inciso de puntualizar que si he dicho la palabra "Pais" y no "Comunidad" es para recordar que mientras el PSOE daba a Valencia esta denominacion (que dicho sea de paso me gusta mas que la de Comunidad, aunque no soy nacionalista), acababa en varias fases con la siderurgica valenciana y con el fin de los Altos Hornos del Mediterraneo (Antiguos A.H.V. F.S.).
Y dicho esto, seguiremos con otro detalle delatador:


Señales de aluminio de la (tambien) extinta "Industrias Saludes", que monopolizo la señalizacion viaria publica para el MOP (y MOPU) en la epoca franquista, Transicion y hasta las primeras decadas de nuestra implantada Democracia. Observen sino los carteles viarios con un poco de solera y descubriran este mismo anagrama.

Afortunadamente para un aficionado al motor y a todo "cacharro" que se precie, este especimen (que como muchos otros acompañan a viajeros en rotondas y jardineras) se encuentra en un lugar, que si bien no es recondito, si que queda algo apartado. Ademas, para mas satisfaccion, se ha mimetizado con el entorno industrial que le rodea. Vean sino a escasos dos metros de ella, un nuevo clasico le mira con cierta nostalgia. Es seguro que algun antepasado suyo trabajo con esta joya en los duros años del desarrollismo español.
Sirva este homenaje a la Matxacadora de Gandia y a todos los caminos que bajo sus rodillos nacieron.

Recuerdenme que les hable un dia de las apisonadoras de Oliva, que sin duda son similares en importancia, pero con un futuro que se antoja mas oscuro.

Un saludo, Jose Luis.-