lunes, 20 de julio de 2009

Rally MonteCarlo 1958

Siempre me han parecido graciosos los aniversarios y conmemoraciones. Es como si el resto de los días nos olvidaramos de ese evento o de esa persona querida. Es una obligación que nos ha impuesto el calendario gregoriano para que nuestra olvidadiza memoria se acuerde sistematicamente de un hecho cada 365 días, cada lustro o cada siglo etc.
El año pasado se cumplieron los 50 años de la coronación de un modesto en uno de los Rallys más importantes del Mundo. En este año se cumplen nada más y nada menos que 51.

Pero vamos a profundizar un poquito más.


Tras la cancelada edición de 1957, Renault se preparaba por primera vez bajo la estrategia de ser un equipo oficial en el que posiblemente era (y es) el Rally más prestigioso del Mundo.


En aquella edición, y para no faltar a la tradición, la carrera no salía del Principado, sino de otra ciudad. En este caso fué Lisboa.


El Rally transcurriría con las dificultades típicas de esta prueba que a lo largo de más de 1000 km, en unas 15 etapas, se disputa a lo largo de la costa francesa, en el principado homonimo, al sureste de Francia. Es desde 1973 cuando la prueba se celebra concretamente en enero.


En aquella edición ganaría el Renault Dauphine (9641-GN-75) azul celeste matriculado en París poco antes de esta edición. Pilotado por Guy Monrise (tocando el coche en la foto oficial) y Jacks Feret (a su lado) consiguió imponerse al Alfa Romeo Giulietta de A. Gacon y L. Borsa o al DKW de L. Vold-Johansen y F. koperud, tercer clasificado. No me gustaría olvidarme otros participantes como un atípico Sumbeam Rapier (quinto puesto) o el Riley 1,5 de John Young y Graham Hill (¿les suena este nombre?).

http://www.findonvillage.com/1013_classic_cars_for_the_connoisseur_at_findon_place.htm

La edicion previa de 1956 la ganó un elegante Jaguar Mk VII y en 1959 ganaría otro Gran Turismo: El Citroën ID 19. Hasta 1964 no ganaría un modesto de nuevo la edición de este Rally, y ello fué con el Mini Cooper S de Paddy Hopkirk y Henry Liddon, con el mítico 33-EJB.




Pero este Mini y esos años son (como decía yo hace tiempo) otra historia.


Un saludo.

P.D.: Si ud. sabe la razón por la que el rally de Montecarlo fué suspendido en 1957, escribame.
NOTA: Las fotografías utilizadas en este artículo son oficiales, al desconocer la autoría no he podido citar nombre alguno. Cualquier apreciación escriba a mi correo electrónico.

No hay comentarios: