lunes, 25 de agosto de 2008

Un citroën al Este del Oeste

Tener una afición nos hace indagar e investigar en aspectos que para otras personas son insignificantes o insulsos.
Tener una afición e ir conociendo cada micromundo nos hace pararnos frente a "algo" y decir: "Esto no es normal".
Tener una afición es recrearse en cada rincón de nuestro planeta con un descubrimiento que se nos presente.
Todo esto es lo que me ha pasado hoy en Calpe (Alicante).

Como buen "cazatesoros" siempre (o casi) voy camara en mano a la busqueda de ese Nazar esquivo, de ese Seat Ibiza Cabrio (que existe y del que ya hablaré) o de ese Emelba siete superviviente.
A orillas del Mediterraneo, en el puerto del citado pueblo de mar me he encontrado con esto:




Sres. y Sras. les presento un VanClee Mungo de finales de los años 80.
VanClee fué un fabricante de Buggies y Playeros de origen belga. Sus transformaciones abarcaban semideportivos y buggies sobre chasis del VW escarabajo. Sobre base del 2 CV realizó dos playeros: el Emmet y posteriormente el Mungo. No deja de ser muy parecido al Mehari, pero con una carroceria en poliyester mas cerrada.
Se trata de una rareza para estas latitudes, ya que es un coche francés pero que saldría de la cadena de montaje de Bruxelles-Forest (Bélgica), lleva montado el kit belga también VanClee Mungo de mediados de los 80 y está matriculado en el departamento de Vaucluse (capital Avignon), Francia.
Su estética puede resultar excesivamente remarcada por las angulosidades de los años 80, pero que duda cabe, resulta encantador encontarlo por aqui.
Saludos, J.L.