miércoles, 16 de abril de 2008

El Conquistador

En honor a los lectores, se informa que se ha suprimido este artículo por petición expresa de su protagonista.
La condena de la memoria fué, es y será un lastre a la objetividad en cualquier forma de escribir la historia.
Estamos a la espera de nuevos acontecimientos anunciados a este escriba, para proseguir la marcha programada.
Ante este caso de Damnatio memoriae, H.S.R. no puede evitar desde un profundo pesar.
Todas novedades o o falta de ellas serán puntualmente informadas desde este espacio para tomar las medidas oportunas en H.S.R.
Un saludo.